WHATSAPP Y SU NUEVA “LETRA PEQUEÑA”: POR SI LE DISTE A “ACEPTAR” A SU NUEVA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

WhatsApp_00Acabó el verano y decimos adiós a los días de sol, playa y chiringuito. En ProdeX no íbamos a ser distintos y nos está costando arrancar tanto como a cualquier hijo de vecino pero (siempre hay un “pero”) como nuestro sentido del deber es legendario y conocido en el mundo entero… (vale, está bien, quizás nos hemos pasado un pelín) el caso es que aquí estamos, de vuelta, retomando una vez más nuestra labor lúdico-informativa para traerte toda la actualidad informática que sabemos que estarás deseando conocer.

Y si eres de los que, como nosotros, este verano no ha podido estar demasiado alejado del móvil te interesará lo que venimos hoy a contarte…

Pues, verás, estaba yo en la playa tranquilamente disfrutando del sosiego veraniego y whatsappeando distraídamente con mi primo Pepe, el de Cuenca, cuando de repente un fatídico mensaje cruzó la pantalla…

WhatsApp_01

¡Zas! ¡pero bueno! – pensé yo – ¿¿¿y esto??? ¡bah! que pesados… “aceptar” y sigo hablando con Pepe.

¿Te resulta familiar la situación? algo parecido debió pasarte a ti seguro.

Pues sí, sí, contra todo pronóstico, tras 4 años sin actualizar su “Política de privacidad” Whatsapp va y decide actualizarla nada más y nada menos que en pleno Agosto… ¿casualidad?.

En ProdeX que somos un “poquito” malpensados vamos a decir que de casualidad nada… ¡que lo tienen muy estudiado todo esto las grandes compañías! y claro, nada mejor que hacerlo en pleno verano para que la gente, presa del genuino “perrerismo” vacacional, le de al botón de “aceptar” sin ni siquiera leer ni plantearse el significado de dicha acción.

Nosotros desde ProdeX siempre abogamos por aquello de “leer antes de aceptar ventanitas”, lo hemos repetido hasta la saciedad, pero en este caso en concreto podríamos hasta llegar a entender que la mayoría de usuarios le hayan dado al botón sin profundizar demasiado en el contenido… semejante cantidad de letra pequeña es ilegible en época estival y ¡qué rayos! ¡en todas las épocas! bufff pereza sólo pensarlo.

Pero, te estarás preguntando entonces, ¿a que tanto lío por unas políticas de privacidad si nos pasamos el día descargando App’s en el móvil y aceptando políticas de privacidad que ni tan siquiera leemos?…

Bueno, para responder a esta pregunta deberemos remontarnos al 9 de octubre de 2014, fecha aproximada en la que el gigante de las redes sociales, nos referimos a la empresa que dirige el sr. Zuckerberg, Jesús , gracias, adquirió la compañía de mensajería más famosa y utilizada del mundo.

Ese aciago día Facebook compró Whatsapp por la friolera de 21.800 millones de $… casi “ná”.

Por la cantidad tan inmensa de datos que manejan estos dos colosos, tengamos en cuenta que Whatsapp tiene aproximadamente 600 millones de usuarios y Facebook ronda ya con 1.320 millones de usuarios activos al mes, sus políticas de privacidad se convierten en algo a lo que deberíamos prestar la debida atención.

Escalofría pensar que entre los dos lo controlan… ¡todo! o casi.

Si bien Whatsapp, hasta el momento, gozaba de cierta buena reputación, siendo conocido por respetar bastante decentemente la privacidad de sus usuarios, desde que Facebook hizo efectiva su compra algo ha cambiado… la inclusión de ciertas clausulas abusivas o mejor dicho “intrusivas” en su reciente y renovada “política de privacidad” han hecho saltar todas las alarmas.

No vamos ahora a enumerar aquí uno por uno todos los cambios, si tienes sed de conocimiento podrás encontrar diseminados por la red unos cuantos artículos que profundizan mejor. Nosotros hemos preferido centrarnos en comentar y resumir cuales son las clausulas más escandalosas y de flagrante intromisión a nuestra intimidad con las que Whatsapp y su nuevo y poderoso progenitor han decidido obsequiarnos.

Así, a partir de ahora Whatsapp compartirá todos los datos que tiene de ti, que son muchos créenos, con Facebook y todas sus empresas filiales, que son unas cuantas, y viceversa.

O sea que digamos que a excepción de nuestro “Nombre, Foto y Estado” todo lo demás, y esto es, “nuestro nº de teléfono, nuestro patrón de comportamiento dentro de la App, nuestra ubicación, nuestra agenda de contactos,…” (y de bien seguro que un largo etc. más), va a ser intercambiado a partir de ahora sin control entre todas las empresas del grupo.

¿Y para qué? pues, obviamente con el fin de siempre: Hacer que compremos compulsivamente cosas que en realidad no necesitamos para mantener vivo este maravilloso sistema capitalista al que tanto amamos pero que tan poco bien nos hace.

Y si tu eres de los que leíste en algún momento aquello de que “Whatsapp no compartirá tu nº de teléfono en Facebook” ¡ajá! ¡caíste en la trampa! y es que encima nos tratan de memos y eso la verdad es lo que enfada más… no claro, “en” Facebook no, es decir, no lo publicarán “en” la red social pero sí lo compartirán “con” Facebook la empresa… ¡indignante! en fin.

Así que, visto el percal, ¿qué podemos hacer para evitar la avalancha publicitaria que se nos viene encima? pues, desde nuestro punto de vista, solo hay dos opciones viables: o bien puedes desinstalar Whatsapp y cambiar de App de mensajería… una opción muy radical que la mayoría de usuarios no puede contemplar siquiera, pues, es difícil dejar de usar algo que casi todo el mundo usa.. o bien “pasar por el aro”.

Y en Whatsapp lo saben, por lo que, si quieres seguir usando su aplicación, deberás aceptar sus nuevas políticas “sí o sí”, pero antes de pulsar “aceptar” sin ton ni son haz clic en la flecha de abajo, ahí dónde pone “leer más sobre las actualizaciones…” y desmarca el siguiente recuadro:

WhatsApp_02

Si en cambio eres de aquellos a los que todo esto les pilló en la playa con el mojito en la mano y le diste a “aceptar” sin mirar, no sufras que todavía no ha pasado un mes y por lo tanto: hay solución.

Abre Whatsapp, ve a “ajustes” y luego “cuenta” y des-chequea el cuadradito, pese al mensaje intimidatorio.

WhatsApp_03

Con esto evitarás (al menos por el momento, pues Whatsapp no ha dejado claro en ningún momento qué límites pondrá en el futuro respecto al intercambio de datos) que Facebook fisgonee en tu Whatsapp y te avasalle con ofertas publicitarias…

La verdad, desde ProdeX sabemos que es imposible mantener nuestros datos personales totalmente a salvo, y más en el mundo tan tecnológico en el que vivimos. Digamos que es la eterna lucha entre David y Goliath, pero creemos firmemente que lo que no debemos hacer de ninguna de las maneras es ponérselo fácil a estas grandes compañías, pues, cuanto más fácil les sea pisotear nuestros derechos mas lo harán sin dudarlo.

Gracias a que todavía hay gente inquieta que se hace preguntas y busca respuestas, y quisiéramos pensar que nosotros en ProdeX somos parte de ese honorable grupo, el resto podemos estar un poquito más a salvo (tampoco demasiado) de sufrir estas prácticas abusivas.

Y si, a partir de ahora, empiezas a ver en tu Facebook sospechosos mensajes publicitarios: mosquéate, pues tendrás razones para ello, ¡que nos espían! ¡y de qué manera!.

Mejor no pensarlo demasiado ¿verdad? je je 😉

¡Feliz vuelta a la rutina! :)

3 reflexiones sobre “WHATSAPP Y SU NUEVA “LETRA PEQUEÑA”: POR SI LE DISTE A “ACEPTAR” A SU NUEVA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

  1. Lola Felix Viusà Autor del Post

    Gracias José Luis por tu comentario.
    Nos gusta que te haya interesado nuestro artículo semanal :)

  2. Pingback: INTERNET NUNCA OLVIDA - ProdeX Informática

Comentarios cerrados.