CÓMO POSICIONAR TU PÁGINA WEB A LOS PRIMEROS PUESTOS DE GOOGLE

Posicionar.tu.web.en.googlePodríamos decir que ésta es la pregunta del millón que todo el mundo se hace. ¡Ay, si me dieran un euro por cada vez que alguien me ha preguntado “¿cómo puedo posicionar mi página web en Google?”!, si así fuera, ahora mismo una servidora no estaría escribiendo este artículo desde el salón de su casa viendo como llueve desde la ventana, sino que estaría disfrutando de un delicioso mojito en una soleada playa caribeña de blancas arenas y nítidas aguas con la brisa acariciando mi pelo y…. ¡uy perdón!, que estaba yo ya muy lejos… je je.

¡Pero no! ¡ya vuelvo! ¡que en ProdeX no eludimos jamás nuestro deber informativo!, y, como nos “debemos” precisamente a nuestros amados lectores y amigos, esta semana vamos a dar unas pinceladas sobre este interesante tema. Para que tengas claro cuál es el camino a seguir para poder alcanzar “la gloria excelsa de Google”, es decir, para que sepas de una vez por todas qué debes hacer para poder posicionar tu página web a los primeros puestos de los buscadores de Internet.

Sigue leyendo.

Pero antes de meternos “al lío” y empezar con las explicaciones, hay una idea que deberías grabar a fuego en tu ánimo y es que, querido lector:la senda que lleva hacia los primeros puestos de Google no es un camino fácil“.

Ahora mismo me viene a la cabeza una imagen de la infancia. Veo a aquella profesora de baile de FAMA, Lydia se llamaba si mal no recuerdo, que infundía ánimos a sus alumnos arengándoles con la siguiente demoledora frase: “Buscáis la fama, pero la fama cuesta, pues aquí es donde vais a empezar a pagar: con sudor.“.

A saber si esta buena mujer ya estaría pensando en Google cuando soltó esta perla de sabiduría, pero lo cierto es que nos viene como anillo al dedo, pues “sudor” es lo que también vas a tener que invertir tú si quieres posicionar tu página web a los primeros puestos de Google.

Y es que, a menudo uno tiene la idea (equivocada) que, tras tener una página web propia, tan sólo tiene que contratar a algún gurú de estos que corren hoy en día por Internet que se autodenominan “entendidos en esto que se ha venido a llamar marketing 2.0.”, sí, de estos que levantas una piedra y te aparecen 20, pagarle un tanto y que ellos ya obrarán su magia y cual prodigiosos magos con dos pases mágicos harán que nuestra web suba como la espuma. Bonito, ¿verdad? desgraciadamente vamos a tener que decirte que así no funciona la cosa.

Sí que es verdad que corren por ahí empresas que se autodenominan “colaboradoras de Google” que prometen “el oro y el mo…” y prometen elevar el número de visitas de tu web por una módica cantidad mensual y, bueno, no vamos a entrar a ahí hoy, pero ya te adelantamos que suelen ser empresas que se valen de “medias verdades” para ofrecer cosas que no suelen ser del todo “ciertas” por así decirlo… Y hasta aquí puedo leer.

Lo que tienes que saber es que para posicionar una web, primero hay que entender cómo funciona Google y entender qué hace que Google favorezca a una web o a otra.

Piensa por ejemplo en cualquier palabra, no sé, por ejemplo teclea en Google: “busco informáticos guapos y efectivos“, seguramente nos encontrarás en la primera línea de resultados, ¿no? je je… es broma, pero salga lo que salga, verás que Google te mostrará tropecientos mil resultados. A decir verdad, con cada palabra que busques en el buscador, Google te encontrará miles de resultados.

¿Como hace entonces Google para ofrecerte aquello que realmente se ajusta a lo que estás buscando en realidad?. Pues para ello dispone de toda una serie de robotitos o spiders que se dedican a pasearse por toda la red analizando web tras web (también tenemos las famosas cookies pero eso es otro tema) y luego, con unos complicados algoritmos, se dedica a puntuar y posicionar las webs, según los datos que ha recopilado.

Tienes que saber que Google últimamente se toma muy en serio esto de satisfacer a sus usuarios, no olvides que Google es un “buscador” y por lo tanto todos los que “buscan cosas” en Internet recurren a él y vienen a ser “sus” clientes.

Y visto que el 99{5742b62959de77023a09cde31a66636cbaff430a4e486e4d6d7e1e0ccaf2d1da} de la población utilizamos este buscador tendrás que mentalizarte que todo lo que hagas a partir de ahora tendrá que estar orientado a satisfacer a papá Google, que resulta ser un progenitor bastante exigente.

Así, podemos desglosar el plan de ataque que proponemos en mejorar 3 puntos esenciales:

1. MEJORA TU WEB DESDE LA BASE

Veamos, ya hemos hablado que Google puntúa los sitios web. Pues debes saber que una de las primeras cosas en las que se fija para posicionar webs es en cómo están hechas éstas por dentro. Así, si tu web es antigua y está hecha con herramientas antiguas, no le gustará. Si tu web es complicada, de difícil acceso a la información, no le gustará. Si tu web no tiene un diseño claro y limpio, no le gustará. Si tu web es lenta, no le gustará. Si tu web no puede verse en dispositivos móviles, no le gustará… Podríamos seguir así toda la tarde porque existen cientos, o miles, de parámetros a tener en cuenta, pero a grandes rasgos Google nos pide: modernidad de las herramientas web, diseño y rapidez.

2. MEJORA EL POSICIONAMIENTO SEO MEJORANDO EL CONTENIDO

Otra de las cosas importantísimas, quizás es en la que más se fija Google a la hora de posicionar una web, es el contenido. Así, Google se mira muy mucho que lo que ofreces en tu web se ajuste a la realidad. Por ejemplo, si tienes una empresa de… digamos una peluquería, pero en tu web hablas de chorizos arrieros, a Google no le va a gustar que tu contenido no tenga nada que ver con tu actividad y te penalizará por ello. Sin embargo, si cuidas tus contenidos, meditando lo qué dices y también cómo lo dices, Google hará posicionar mejor tu web.

Otra de las cosas que hacen “subir” (posicionar) tu web es el hecho de que tu web esté “viva”, esto quiere decir, que no sólo posea contenidos de calidad sino que además incrementes a menudo la web con nueva información y sobretodo que ésta sea útil y relevante para tu sector.

Y esta es la parte que requiere de mayor esfuerzo y paciencia por tu parte, y por la que te instábamos al inicio de este artículo a tomártelo en serio. Porque ¿cuál es la manera de implementar los contenidos de tu web? pues pocas opciones hay, ya que normalmente en las webs hay partes que son fijas, por ejemplo, lo que dices de tu empresa difícilmente cambiará con el tiempo ¿entonces qué? pues la única manera de implementar tu web con nuevos contenidos es añadiendo un apartado de blog o noticias dentro de la misma, procurando ofrecer en él contenidos relevantes para tu actividad y para tus potenciales clientes. Y nadie mejor que tú para decidir que contenidos son o no relevantes para tu actividad. Así, tendrás que apoyarte en algún profesional del sector (ejem) que te ayude a gestionar “las formas”, que como hemos dicho antes son importantes, pero ten siempre presente esto: “El contenido” siempre irá a cargo tuyo que eres el que realmente conoces tu sector.

3. INVERTIR ALGO EN POSICIONAMIENTO SEM

De esto hablaremos otro día que no quisiéramos extendernos hoy más de la cuenta, pero por ahora sólo nos interesa que sepas que existe un servicio de pago de Google, llamado Google Adwords.

Querido lector, sabemos que estás muy interesado leyendo y no quisiéramos ser nosotros quienes destrozáramos el clímax, pero por hoy lo vamos a dejar aquí, hemos agotado nuestro tiempo y recuerda que sólo queríamos ofrecerte “unas pinceladas”, pero no sufras, prometemos continuar con este interesante tema en las próximas semanas, ya que en nuestra opinión pensamos que bien lo merece.

Claro que, por último, ten en cuenta que lo que hoy por hoy es bueno para Google mañana puede dejar de serlo, porque estas normas de las que te hablamos están en constante cambio y lo que ayer era bueno hoy podría no serlo… moraleja final: Rodéate de buenos asesores informáticos (ejem de nuevo) que te asesoren desde la honradez e invierte tiempo y esfuerzo en utilizar unas herramientas que pueden reportarte beneficios, si sabes valorarlas como se merecen, verás que vale la pena el esfuerzo.

¡Hasta la semana que viene! :)